Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

Bicicletas de madera

E.T., Verano Azul, Los Goonies, en todas estas ficciones aparece un elemento común, la bicicleta. Y es que para todo ser humano montar en bicicleta es vivir aventuras, es sentir la libertad. Cuando tus hijos e hijas comienzan a andar y a mantener el equilibrio, entonces desean descubrir y experimentar la aventura. Es algo que llevamos en los genes. Por su flexibilidad a los impactos y su estilo natural, son la excelente compañía en su desarrollo psicomotriz.

 

Bicicletas de madera, aprendizaje sin pedales.


Uno de los momentos más inolvidables de tu vida tiene lugar cuando tus hijos aprenden a montar en bicicleta. Pueden ser horas, días, semanas o meses, pero al final aprenden. Cuando son niñas o niños de dos años, intentamos que desarrollen el equilibrio sobre ruedas con un triciclo, patinetes, o bicis con ruedines. Pero las bicicletas de madera sin pedales han llegado al mercado para ahorrarte esta fase intermedia.

Si tu churumbel ya anda, las bicicletas de madera sin pedales son el instrumento ideal para que aprenda y estimule su espíritu deportivo. Las bicicletas de aprendizaje funcionan con el sencillo impulso de sus pequeños pies contra el suelo. Al no disponer de pedales, ni frenos no tienen que preocuparse por mantener el equilibrio. Esto reduce las caídas, y hace que la bicicleta sea más segura.

Hay una gran variedad de bicicletas de madera sin pedales, para niños de 2 a 6 años, de hasta 50 kg, diseños clásicos, modernos, con barnices naturales, o sillas de cuero. El asiento se ajusta a su altura y será su compañera mucho tiempo. Irá de la bicicleta de madera sin pedales a la bici estándar, sin pasar por los ruedines. ¡Directo a la aventura!